miércoles, 27 de febrero de 2008

El Tiempo del No Tiempo II



¿Pero en que nos afecta esto?
Estudios realizados en cosmonautas rusos, en un ambiente con magnetismo artificial, mostraron que al disminuir a 0 Gaus, primero se produce en la persona gran confusión, luego manifiesta agresividad en aumento, hasta llegar a la locura; lo cual implica que el electromagnetismo influye directamente en la conciencia y la razón. A su vez, la aceleración terrestre de la frecuencia nos afecta vibracionalmente, transmitiéndonos la misma agitación. Sabemos que el "sonido del silencio" o sea la resonancia Schuman es de 7.1 Hz, en donde todo entra en armonía, equilibrándose. En nuestro cuerpo, las ondas cerebrales se dividen en Beta, Alfa, Theta y Delta, medidas en Hertzios. Beta, el estado de alerta, consciente y lúcido, se encuentra entre 12-30 Hz; Alfa, el estado mas relajado, de meditación y ensueño, es de 8 a 12 Hz, Theta de 4 a 8 Hz y Delta de 1 a 4 Hz. Cuanto más profunda es nuestra relajación, baja dicha frecuencia. Sabido es que necesitamos descansar para seguir adelante con fuerzas renovadas.


¿Sería posible la relajación si la vibración circundante y envolvente de la tierra es tan elevada?
Eventualmente, comenzaría a provocar en la gente insomnio, incapacidad de concentración, nerviosismo, características cada vez más acentuadas en estos últimos años, que se achaca muchas veces al ritmo de vida estresante de la sociedad moderna; pero al ir esto en incremento...(sigue leyendo abajo)

3 comentarios:

Nómada planetario dijo...

Pues de las ondas alfa pillo pocas, porque mira que me cuesta dormir últimamente.
Te veo hecha una experta en asuntos de electromagnetismo.
Buen fin de. Besos relajados.

María (Luna) dijo...

Ja,ja,ja...A ver no hago más que leer por aqui y por allá...Es cuurioso

Carmen* dijo...

me hice un blog! =D